• Tipos de mobbing o acoso laboral

  • Son varias las expresiones de acoso que pueden tener lugar en un centro de trabajo

    Cada día se habla más de acoso laboral o mobbing como también se le llama.  Esta práctica, que no es reciente, es en la actualidad identificada y denunciada. Está claro sin embargo que no es fácil de calificar este tipo de conducta, entre otras cosas porque no siempre se expresa de la misma manera.

    Al existir distintas formas de mobbing muchas veces algunas de ellas pasan por conductas aceptadas socialmente. También es frecuente ver que  se hacen de manera velada, de modo que no sea fácil demostrar el acoso ante un juez. Así las cosas, en los centros de trabajo este comportamiento se flexibiliza, para ser capaz de adaptarse a cualquier  ambiente laboral.

    Pese a lo anterior es posible identificar claramente  varios tipos de mobbing y es justamente sobre eso que trataremos en los párrafos siguientes. Lo haremos con ejemplos para una mejor comprensión.

    Una historia de acoso laboral

    Cambios en la dirección de una empresa

    Una situación lamentablemente más frecuente de lo deseable, es la que se presenta cuando por restructuración, jubilación  o renuncia en el mando directivo de una empresa, llega otro director nuevo a sustituirle. Generalmente sucede cuando la persona que llega no lo hace por crecimiento profesional dentro de la misma empresa, sino que viene de afuera, por lo que no siente confianza con el personal que tendrá bajo su dirección y busca sustituirle. Veamos un ejemplo sobre esto:

    Juan tenía 4 años trabajando en una empresa en el área de atención al cliente, tiempo durante el cual  había demostrado ser un excelente trabajador. Era reconocido por su responsabilidad, puntualidad e incluso por no poner reparo cuando para atender cualquier situación, se requería que se quedara un poco mas luego de terminada la jornada diaria. Siempre estaba dispuesto a dejar satisfechos a los clientes y por ello se había ganado la confianza del director del área.

    Su situación cambio del día a la noche cuando repentinamente el Director fue removido y en su lugar,  colocaron a una persona que provenía de una empresa de la competencia y que no conocía en lo absoluto la trayectoria de Juan.

    La primera medida que tomó el recién nombrado fue recabar información sobre el personal que estaría a su cargo y cuando se enteró de la afinidad de Juan con el anterior Director,  decidió mantenerlo  bajo observación.

    No le dio ni siquiera tiempo de demostrar su eficiencia ni revisó el cumplimiento de metas, en cuanto pudo lo relego a un segundo plano. Comenzó a  asignarle tareas irrelevantes, a hacer ver que no era productivo e inclusive hizo ver ante los directores de otras  áreas de la empresa, que generaba un ambiente de trabajo hostil, llegando al extremo de acusarle de tener una actitud machista ante las compañeras de unidad.

    No habiendo pasado ni un año desde su nombramiento, llegó al punto de nombrarle un supervisor  a Juan que ni siquiera tenía conocimiento sobre las tareas  que se realizaban en el departamento, por lo que se vio obligado a enseñarle como ejecutar el trabajo.

    Todas estas situaciones buscaban un único fin, la desmotivación de Juan y la renuncia a su puesto de trabajo;  lo que finalmente se produjo cuando ya agotado emocionalmente por el daño psicológico al cual estuvo sometido durante más de un año, decidió abandonar la empresa.

    El acoso una realidad en los ambientes laborales

    Situaciones como las descritas seguramente las hemos escuchado muchas veces entre amigos o familiares, que se han visto sometidos a este tipo de maltrato psicológico en sus entornos laborales. Estas conductas  son frecuentes en los centros de trabajo y quienes se ven sometidas a ellas son objeto de acoso laboral.

    Esta violencia de una persona o varias sobre otras, no ocurre solo como en el caso de Juan de parte de un superior jerárquico; puede provenir también de pares o de subordinados.

    Muchas veces la intención es hacer pensar a quien sufre el acoso que es responsable de lo que ocurre, llevándole inclusive a cuestionar su sanidad mental, sus capacidades o su memoria. Es un tipo de abuso que frecuentemente forma parte del  maltrato marital y que recibe el nombre de Gaslighting, en referencia a una película titulada gaslight, cuya trama trataba sobre un hombre que buscaba hacer dudar a su esposa de su juicio, con el fin de quedarse con sus bienes.

    Consecuencias del acoso laboral

    Estar expuesto a situaciones de acoso en el lugar de trabajo genera diversas consecuencias, entre ellas la desmotivación, que se refleja en el cumplimiento de las funciones y que por lo general causa el descrédito. Quienes se ven sometidos al mobbing laboral suelen desarrollar trastornos psicológicos como la ansiedad, la depresión y el estrés, cuya gravedad depende en buena medida del tiempo que se esté expuesto a este tipo de violencia.

    Tipos de mobbing

    A continuación detallaremos cuales son los tipos de acoso laboral más conocidos. Para ello comenzaremos por los que están relacionados con la posición jerárquica dentro de la organización y posteriormente hablaremos sobre los que buscan un objetivo en particular.

    Acoso laboral según la posición jerárquica

    En función de la posición jerárquica que ocupen el acosador y el acosado se puede hablar de:

    1.1. Mobbing horizontal

    Que es el que se da entre pares, es decir entre personas que ocupan el mismo nivel jerárquico dentro de la empresa. Quienes se ven expuestos a este tipo de violencia en su lugar de trabajo suelen experimentar graves daños psicológicos pues dificulta las relaciones de camaradería habituales entre compañeros de trabajo.

    Las razones para este tipo de conducta son diversas. Son frecuentes la competencia por obtener una promoción, pero se dan casos en los que simplemente obedecen a motivos de enemistad personal e incluso hay quienes creen que se propician cuando los trabajadores se aburren.

    1.2. Mobbing vertical

    Es el que tiene lugar cuando la víctima  y el acosador se encuentran en posiciones jerárquicas diferentes. Puede hablarse entonces de dos subtipos:

    • el Mobbing ascendente: que tiene lugar cuando la víctima se encuentra en una posición jerárquica superior a la del o los acosadores, y
    • el Mobbing descendente o bossing: que tiene lugar cuando la víctima se encuentra en una posición jerárquica inferior a la del acosador, es decir cuando se encuentra subordinado a este, tal como el ejemplo de Juan que relatamos anteriormente.

    Acoso laboral según el objetivo

    Generalmente el acoso laboral persigue un fin bien definido y en función de este se diferencian los siguientes tipos:

    2.1. Mobbing estratégico

    Es el que forma parte de la política de la empresa y persigue por objetivo el evitar a la entidad el pago de indemnizaciones por despidos improcedentes. En tal sentido los supervisores hostigan a los subordinados,  hasta que estos se ven forzados a renunciar voluntariamente a su puesto de trabajo.

    2.2. Mobbing de dirección o gestión

    Es el que pone en práctica la dirección de una empresa, bien sea para conseguir aumentar la productividad o el cumplimiento de metas, mediante las amenazas de despido. También es utilizado por quienes desean mantener a sus subordinados en situación de sumisión.

    Es una forma utilizada para salir de un empleado en quien no se confía e incluso cuando por sus competencias profesionales, puede suponer un riesgo para el superior jerárquico.

    2.3. Mobbing perverso

    Es el que proviene de una persona con marcados rasgos hostigadores y que no tiene una finalidad laboral propiamente dicha. Tan solo responde a la necesidad que tiene un individuo de manipular a otro. Erradicar esta práctica supone por lo tanto evitar que el acosador permanezca en la empresa o intentar eliminar este tipo de conducta mediante un proceso de reeducación. Generalmente es el que se presenta entre pares o de parte de un subordinado hacia su superior.

    La práctica de este tipo de mobbing suele darse en privado, es decir cuando no existen testigos presenciales y cuando la personalidad del victimario es seductora, lo que le permite ganarse la confianza de su entorno laboral.

    2.4. Mobbing disciplinario

    Es el utilizado por los supervisores que se hacen respetar generando miedo entre sus subordinados. Lo utilizan como una manera de hacer entender tanto al acosado como al resto de los trabajadores, lo que podría ocurrirles en caso de no actuar conforme a sus deseos.

    Se emplea también frente a trabajadores de los que se desea prescindir a razón de sus circunstancias personales, como puede ser una mujer embarazada o empleados que por alguna condición de salud, tengan frecuentes bajas laborales.

    Artículos Relacionados
    ¿Cuándo se puede despedir a un trabajador?

    Lamentablemente, los despidos representan la forma más frecuente en la cual se suscita el desenlace de las relaciones laborales. Los despidos se definen como la conclusión de las relaciones laborales siendo dicha finalización una decisión tomada unilateralmente por el administrador ... Leer más

    ¿Qué pasa con los trabajadores de una empresa en liquidación o concurso de acreedores?

    Todos los trabajadores de una compañía se preocupan cuando se enteran de que la compañía para la cual laboran ha entrado en un proceso de concurso con los acreedores de sus deudas, puesto que esto puede suponer el cese del ... Leer más

    ¿Qué ocurre con el trabajador en caso de jubilación, fallecimiento o incapacidad del empresario?

    Aunque es una situación realmente inusual y poco probable, existen trabajadores que se han encontrado en la situación de que el desempeño de sus funciones laborales se ve interrumpidas por el anuncio del retiro del empresario el cual ha llegado ... Leer más

    ¿Qué clases de despido hay en España?

    Los despidos cada vez son más comunes en nuestro país y ya se ha vuelto raro ver a una persona que permanezca en una misma compañía por más de diez años. Las socio-culturales de esto son complicadas de explicar, pero ... Leer más

HAGA CLICK AQUÍ PARA LLAMARNOS