• Testamento vital

  • Este tema puede resultar un poco sensible por la situación que implica, un testamento vital es el tipo de documento que se hace cuando un individuo está próximo a morir y al saberlo requiere con urgencia resguardar sus voluntades. El testamento vital es un derecho contemplado a nivel constitucional y su carácter urgente hace que sea posible que otras personas, como el médico de cabecera, nos ayuden en el proceso.

    Las razones de existir de esta figura jurídica son los casos de este tipo que se han presentado en los centros de salud en donde de modo repentino se le determinan enfermedades terminales a las personas en cuestión. Estos hechos lamentables le pueden suceder a cualquier persona y el modo repentino hace necesario que exista un derecho que respalde este tipo de prioridades, de hecho está contemplado en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

    El organismo competente encargado de los casos de testamento vital es el Registro de Instrucciones Previas, en este lugar es donde se debe adjuntar el historial médico de la persona para así dar conocimiento de la situación y que puedan ejecutarse las voluntades que estén plasmadas en el documento. La idea en estas situaciones es agilizar las gestiones dándoles carácter prioritario.

    En los testamentos vitales se hace realmente imposible que los testadores puedan gestionar por sí mismos todo lo que se exige para validar un testamento, es por eso que se han elevado importantes propuestas para que sea posible la elaboración del testamento dentro de los centros de salud donde se encuentre el convaleciente. Estas consideraciones hacen de que este derecho adquiera aún más un carácter humanitario importante.

    ¿Cómo se realiza un testamento vital?

    Como podrás imaginar esta es un situación realmente distinta, una persona convaleciente probablemente no tiene la posibilidad de hacer un testamento con detalles específicos como lo haría un testador que goza de un estado de salud óptimo. La prioridad de un convaleciente es tratar de alargar su tiempo de vida para que de algún modo le de algún chance de culminar los asuntos pendientes más importantes con respecto a sus seres queridos.

    Es importante también que el testador esté al 100% de sus capacidades psicomotoras, pues a pesar de que se trata de un asunto urgente se debe asegurar que en el testamento se cumplan sus voluntades y no haya espacio para la duda. Ante esta situación se ha determinado entonces que existen tres modos de hacer el testamento vital.

    La primera es ante tres testigos, de los cuales dos de ellos no pueden ser familiares en segundo grado, la segunda puede ser ante un notario y la tercera ante el personal del Registro de Instrucciones Previas. Cabe destacar que en el proceso de elaboración de los testamentos vitales no pueden participar personas que figuren en el mismo, pues se pretende total transparencia en cuanto a las voluntades del convaleciente.

    En un testamento vital debe constar que el testador, ante sus circunstancias mortales de salud, desea terminar con su vida, así como también desea los cuidados paliativos con el fin de disminuir el sufrimiento, y por último expresa que si existe la posibilidad de ejecutar una eutanasia, desea que se le aplique. Estas declaraciones extremas reflejan el grado de complejidad de su situación de salud que se encuentra en fase terminal.

    Recomendaciones a tener en cuenta

    Una persona convaleciente necesita el apoyo de un representante que se haga cargo de los asuntos que evidentemente no puede realizar por sí misma, debes recurrir a alguien de extrema confianza. Cuando hacemos referencia a un testamento vital, se requiere de una persona capaz de ejecutar a cabalidad antes, durante y después, las voluntades del testador. Como medida adicional pero no innecesaria, debes seleccionar otra persona de extrema confianza en caso de que el representante principal no pueda cumplir sus responsabilidades.

    Es importante saber que en todo momento un convaleciente tiene el poder de las  decisiones con respecto a su tratamiento del mismo modo en que puede tomar las decisiones con respecto a su testamento vital. Sin embargo, es necesario hacer llegar la intención ante el Registro correspondiente a la comunidad autónoma donde se encuentre el testador para proceder de un modo adecuado.

    Artículos Relacionados
    ¿Qué es un legado solidario?

    La figura del legado solidario ha existido desde hace muchos años a pesar de su reciente y creciente popularidad. Actualmente muchas campañas a través de redes sociales fomentan este tipo de figura legal, por ello, es conveniente conocer que significa ... Leer más

    5 razones para hacer testamento

    La gran mayoría de las personas tienen mucho miedo de hablar sobre temas como la muerte, sin embargo, al llegar a la vida adulta es preciso comenzar a ver desde otra perspectiva dicho tema, ya que tarde o temprano el ... Leer más

    ¿Puedo nombrar heredero al quién me cuide?

    Cuando un adulto mayor a realiza su testamento lo más probable es que el testador quiera heredar sus bienes a la persona que la está cuidando. Aunque lo lógico es pensar que esto sucede en el contexto de adultos mayores ... Leer más

    ¿Quién puede ser heredero y quién no?

    Según lo establecido en el Código Civil, específicamente el artículo número 774, puede ser heredero todos aquellos que no se encuentre incapacitados por ley, por ende, prácticamente cualquier persona puede ser el heredero de un testamento teniendo en cuenta que ... Leer más

ACEPTAR Este sitio web usa cookies. Si sigue navegando está dando su consentimiento para aceptar nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.


Aviso de cookies
HAGA CLICK AQUÍ PARA LLAMARNOS