• ¿Quién se queda con la mascota en caso de divorcio?

  • ¿Quién se queda con la mascota en caso de divorcio? En general, cuando un matrimonio se divorcio se realizan la pregunta de cuál de los dos padres se quedará con la custodia del hijo, pero los tiempos han cambiado; una de las preguntas que se realizan ahora los matrimonios que se divorcian es ¿Quién se queda con la mascota en caso de divorcio?Ha crecido enormemente la polémica de que las mascotas han pasado a considerarse un individuo más en las familias. En realidad, es hasta 2017 que se pensaba que las mascotas permanecían al grupo de bienes muebles, pero desde esa fecha, estas han pasado a denominarse: “seres vivos dotados de sensibilidad”, reconociendo lo establecido en el artículo 333 del Código Civil.

    Aparte de denominarse, muchas veces, como un individuo más de la casa, estos igualmente conllevan a grandes conflictos. Entre alguno de los casos más comunes se encuentran situaciones que derivan en separaciones o divorcios. Siendo la mascota alcanzada dentro del matrimonio, ¿A cuál de los dos le pertenece? ¿Si no se llega a un acuerdo sobre la tenencia? ¿Qué derechos poseemos en estos casos? Estas condiciones parecieren estar muy lejanas a la de hijos menores, pero aunque no lo creas existen características entre ambas. Estas están siendo modificadas constantemente para un mejor y único régimen de guardia y tenencia. Abogados La Gavia, con los abogados matrimonialistas más económicos es experta en llevar todo tipo de divorcios, este incluido.  

    Tipos de sentencia

    Custodia compartida

    Una de las mejores situaciones para ambos, en caso de no logran un acuerdo beneficioso, es la custodia compartida de la mascota. Al ser la mascota perteneciente a los dos miembros de la pareja, se llega a un convenio de visitas a la mascota para ambas partes, siguiendo ciertas especificaciones en su sustentación de ahí en más. 

    Custodia única

    Una manera distinta de solucionar este inconveniente de tenencia, es la custodia única, la potestad para un solo miembro de la pareja, recibiendo la otra parte una indemnización financiera por no quedarse con la mascota. Existen otros casos, en donde se procede a una división de los bienes, obteniendo la tenencia definitiva de la mascota la persona que la obtuvo, sin importar que esta lo haya hecho dentro o fuera del matrimonio. Ante la presencia de esta situación, se deberá comprobar quien obtendrá la acreditación por medio de ciertos documentos que lo demuestren, ya sea sus datos en el registro de adopción, recibo de la compra, libreta veterinaria que contenga su nombre, entre otros.Con los mejores abogados matrimonialistas de Abogados La Gavia Madrid le aseguramos un asesoramiento legal en cualquier momento en el que usted tenga alguna duda sobre como proceder en estas situaciones.

    Desacuerdo entre las partes a divorciarse

    Frente a un desacuerdo entre las partes a divorciarse, viniendo a ser parte común en rupturas de matrimonios y sobre todo si no existe acuerdo mutuo entre ambos, se llegará a una resolución mediante una autoridad judicial, es importante resaltar que no es frecuente llegar a dicho caso. 

    Influencia de menores nacidos del matrimonio

    Efectivamente, los menores nacidos del matrimonio tienen su influencia en la ecuación del divorcio. La sentencia puede tomar un giro si se trata de un matrimonio con niños. El caso más común es que, gracias al gran lazo que se formó entre el niño y la mascota, la persona que se quede con este, sea la que obtiene la tenencia de los menores. De todas formas, no se aconseja alejar a los niños de sus mascotas por causas de divorcio o separación de sus padres.

HAGA CLICK AQUÍ PARA LLAMARNOS