• ¿Quién debe pagar los gastos de la herencia?

  • Ser favorecido por una herencia es un beneficio esperado por muchas personas, sin embargo, es preciso saber que esto no es una transacción libre de importes por lo que no te será gratuito la adjudicación de tal herencia. Inicialmente Cataluña fue de las autonomías en aplicar impuestos para la adjudicación de una herencia, no obstante, en la actualidad todas las provincias han adoptado dicha medida, por lo que conviene preguntarse: ¿Quién debe pagar los gastos de la herencia? Siendo la respuesta para dicha pregunta muy variable dependiendo de la comunidad autónoma en la que resida el benefactor de la herencia.

    En estas circunstancias, el importe que se aplicara en el momento de atribuirse una herencia es el denominado Impuesto para Sucesiones tal y como lo establece el Real Decreto Ley 29/1987 en donde se estipula que los bienes heredados serán objeto de gravámenes. Asimismo, se debe interpretar que proporción de la herencia será objeto de impuestos, siendo prácticamente todas las partes excepto los gatos de tipo deducibles y las cargas.

    Deducciones al impuesto para sucesiones

    Ahora bien, uno de los datos más importantes a considerar es a que se le puede hacer deducción para reducir el importe total de dichos impuestos, de esta forma lograremos disminuir significativamente los gastos que supone la atribución de una herencia. Las deducciones posibles son las siguientes:

    • Deudas del fallecido: Muchas herencias logran acreditar montos adeudados por el perecido al receptor de la herencia, sin embargo, esto no se debe tener en cuenta al momento de valorar los gravámenes, excepto las que sean a favor del o los beneficiados por la herencia.
    • Deudas de tipo tributarias: Este tipo de adeudo contraído por el fallecido y que se han atribuido al heredero no generan impuestos.
    • Gatos funerarios, gastos de sepulcro y hospitalarios: Dichos gastos del fallecido y que han sido atribuidos al heredero puede ser deducidos al momento de tasar los impuestos correspondientes.

    Como se mencionó anteriormente, existen una serie de factores que influirán de forma importante en la cantidad que se puede deducir de los impuestos que aplican en la adjudicación de una herencia. Principalmente dependerá en el lugar en donde se está heredando, es decir, en la comunidad autónoma ya que cada comunidad presenta sus propias normativas en cuanto al impuesto para sucesiones. Un ejemplo es la comunidad de Andalucía, en donde se aplican la menor cantidad de reducciones posibles.

    Entre las distintas normativas que varían dependiendo de la comunidad destacan aquellas que permiten no tasar estos impuestos en el caso de que se herede el inmueble habitual del fenecido si quien heredara dicha vivienda no la utilizara como vivienda principal. Otras comunidades por su parte permiten disminuir hasta cuarenta mil y noventa mil euros en reducciones si el heredero es un descendiente del fallecido menor de veintiún años.

    ¿Cuáles son los impuestos a pagar a Hacienda?

    Una vez que hemos logrado realizar las reducciones a los gravámenes e impuesto a cumplir, se deberá proceder con la valoración del porcentaje a tasar, lo cual dependerá de la cantidad total de euros que supone la herencia, siendo el porcentaje mínimo de unos 7,65% si se heredan más de siete mil euros.

    El porcentaje máximo se aplica a las herencias que supongan para el heredero más de setecientos mil euros, y se valora en 34%. Sin embargo, como ya se ha mencionado estos porcentajes cambiaran dependiendo de la comunidad autónoma. Es imperioso conocer que existen los llamados multiplicadores, los cuales pueden incluso doblar el importe total de los gravámenes por sucesiones. La situación en la que se pueden presentar estos multiplicadores son las herencias que superen los cuatrocientos mil euros, en las cuales el impuesto valorado multiplicara por 1,1 o si la herencia sobrepasa los 4.000.000 euros se multiplicara por 1,2.

    Por otra parte, dicho multiplicador no será aplicable si el parentesco del fallecido y el heredero es una relación progenitor-hijo. Finalmente, debemos especificar que el heredero debe pagar estos impuestos en un periodo de 5 meses luego de que se ha producido el fallecimiento. En caso de no poder saldar dichos gravámenes muchos herederos se ven obligadoras a renunciar a los beneficios que suponía la herencia.

    Artículos Relacionados
    ¿Qué hacer cuando un heredero bloquea el reparto de la herencia?

    En lo que respecta herencias y testamentos siempre existe la posibilidad de que estos temas se encuentren inmiscuidos dentro de una gama de conflictos emocionales, familiares y legales, por lo que no es para nada extraño las historias de personas ... Leer más

    ¿Qué es mejor, donar o dejar en herencia?

    Como abogados expertos en herencias que somos, a nuestro despacho llega mucha gente consultándonos ¿Qué es mejor, donar o dejar en herencia una vivienda? ¿? Y es que con respecto a este tema existen muchas dudas entre las personas. Además, ... Leer más

    ¿Qué pasa si no se reclama una herencia?

    Hay dos maneras en las que se puede resolver una herencia, de la manera clásica mediante un testamento que genera sucesiones de bienes testados, o de la forma en la que no existe testamento, es decir, mediante una sucesión legal ... Leer más

    ¿Qué ocurre si no pago el Impuesto de Sucesiones? Estas son las sanciones

    Los gravámenes o impuestos de sucesiones son una serie de tributos que se aplican a todo aumento patrimonial que obtenga una persona física a modo lucrativo, lo que supone un impuesto para los inmuebles o bienes que se obtengan como ... Leer más

HAGA CLICK AQUÍ PARA LLAMARNOS