• ¿Cuánto tarda, cuánto cuesta y quién puede acceder al divorcio expres?

  • Nadie quiere pensar en el divorcio cuando decide unir su vida a la de otra persona, pero es una posibilidad cierta que, lamentablemente, cada día es más frecuente. De hecho, España lidera el ranking de rupturas familiares, según los datos que se desprenden del más reciente Informe de Evolución de la Familia en Europa del Instituto de Política Familiar.

    Además de los factores emocionales, que toda separación conlleva, existen importantes preocupaciones económicas. No solo las que atañen al futuro sino también a los costes que de manera inmediata acarrea un divorcio. Sin embargo, desde la promulgación de la Ley 15/2005, que modificó el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil, en nuestro país es posible gestionar un divorcio exprés, con unas tarifas muy reducidas. Esto ha permitido regularizar muchas situaciones familiares que no terminaban de normalizarse debido a los altos precios que un divorcio tradicional supone.

    El divorcio exprés es una modalidad que permite a las parejas iniciar una nueva vida independiente, sin necesidad de separarse legalmente antes de poder divorciarse. Esto no solo reduce los tiempos del proceso, sino que evita muchas situaciones desagradables y hace menos traumática la separación.

    Además, con esta figura no es necesario alegar una causa o motivo de separación, más allá del expreso deseo de los cónyuges, y puede optarse a ella una vez hayan transcurrido tres meses desde la boda.

    Sin embargo, si existiese algún riesgo para la vida, la integridad física, la integridad moral o la libertad para el cónyuge demandante o sus hijos, no será necesario esperar el cumplimiento de estos lapsos.

    Por otra parte, la Ley 15/2015 de Jurisdicción Voluntaria, facilitó aún más el trámite, puesto que gracias a ella los cónyuges pueden separarse de forma amistosa sin la intervención de un juez. Eso sí, solo podrán decantarse por esta alternativa las parejas que no tenga hijos menores de edad.

    En realidad, la ley no especifica si este punto se refiere a los hijos comunes de la pareja o si aplica también en el caso de que uno de los cónyuges tenga hijos menores producto de una relación anterior. Por lo tanto es una materia que queda sujeta a la norma que dicte la jurisprudencia.

    La disolución del vínculo matrimonial por esta vía se formaliza ante un notario. Para determinar la competencia del Notario para autorizar la escritura del divorcio por mutuo acuerdo se puede elegir al que corresponda al lugar del domicilio común de la pareja o al correspondiente a la residencia habitual de cualquier de los cónyuges, si estuviesen separados. En ambos casos es indispensable que ambos cónyuges intervengan presencialmente en el otorgamiento de la escritura pública.

    Aunque los costes de un divorcio esprés pueden variar un poco dependiendo de las condiciones particulares, formalizar la separación bajo esta modalidad tiene un precio que oscila entre 100 y 300€.

HAGA CLICK AQUÍ PARA LLAMARNOS