• ¿Cuánto hay que pagar a Hacienda por la venta de acciones?

  • ¿Estás pensando en comenzar a invertir en la bolsa? Enhorabuena porque estarás entrando a un mundo apasionante,  pero antes de comenzar hay algunas cosas que debes saber. Seguro estarás pensando que te advertiremos del riesgo que supone una inversión o de la necesidad de analizar bien cada una. Esto es importante, pero a menudo bien conocido aun por los que incursionan en el sector. Lo que para muchos principiantes si es desconocido es que tendrán que pagar impuestos por el rendimiento obtenido.

    No te desalientes con esta información, no es nada de fin de mundo y saber cómo y cuándo debes hacerlo tampoco es para nada difícil de asimilar.

    Para que resulte fácil de entender a continuación hablaremos sobre la fiscalidad de cada uno de los instrumentos de inversión, pues tienen entre ellos algunas diferencias que pueden incidir en la rentabilidad obtenida. La oportunidad del pago de impuestos y su cuantía, varía entre las acciones, los fondos de inversión y los ETFs, que son los que mayoritariamente adquieren los inversionistas.

    Mantenerse dentro de los términos legales es indispensable, pero retrasar algo el pago de los tributos pues tampoco está nada mal ¿verdad? Aquí te contaremos como conseguirlo.

    ¿Qué impuestos hay que pagar por los beneficios obtenidos al invertir en la bolsa?

    Lo primero que hay que saber es que mientras una inversión no se venda no hay que pagar al fisco ¡absolutamente nada! Si, así como lo lees ya sea que hayas comprado acciones, fondos de inversión o ETFs solo si los vendes y obtienes plusvalía, es decir los vendes por más dinero de lo que te costaron, tendrás que pagar impuestos.

    Hasta nuevo aviso lo que rige es lo establecido desde el año 2016, por lo que la plusvalía por la venta de los instrumentos financieros se grava mediante los rangos siguientes:

    Beneficios Impuesto
    Hasta 6.000 € 19 %
    Entre 6.000 € y 50.000 € 21 %
    A partir de 50.000 € 23 %

    La tabla anterior aplica en forma progresiva ¿Qué quiere decir esto? pues que si el beneficio por la venta de cualquier instrumento supera el primer rango, es decir los 6.000 euros, el o los excedentes tributarán conforme a los porcentajes de los siguientes.

    Pongámoslo en números para ejemplificarlo mejor. Si el beneficio es de 100.000 euros los primeros 6.000 se gravan al 19%, los restantes 44.000 al 21% y los siguientes 50.000 al 23%

    ¿Cuándo se pagan los impuestos por los beneficios obtenidos al invertir en la bolsa?

    Otro asunto de interés es la oportunidad de pago del tributo y allí lo más importante es tener claro que la plusvalía producto de las operaciones de venta de los instrumentos financieros, es vista por Hacienda como una ganancia patrimonial, específicamente como renta derivada del ahorro, por lo que deben incluirse como tales en el momento de la declaración del impuesto sobre la renta.

    Aunque los tres instrumentos sobre los que venimos hablando: acciones, fondos de inversión y ETFs tributan con los mismos porcentajes, donde si hay diferencia entre unos y otros es en la oportunidad de pago del impuesto.

    ¿Cuándo se pagan los impuestos por los beneficios obtenidos al invertir en fondos de inversión?

    Los beneficios  que se obtienen por la venta de un fondo de inversión tributan en el momento de la operación, de modo  que Hacienda procede a realizar de inmediato la retención aplicable. Así pues en el instante que un inversor decida obtener liquidez monetaria liquidando su inversión en un fondo, deberá pagar los tributos que le son aplicables.

    Existe sin embargo una forma de deshacerse de un fondo sin necesidad de pagar tributo alguno y ello es mediante el traspaso del dinero colocado en un fondo de inversión a otro distinto. En este caso opera lo que se llama traspasibilidad fiscal

    ¿Cuándo se pagan los impuestos por los beneficios obtenidos al invertir en ETFs o acciones?

    Los ETFs reciben por parte de hacienda el mismo tratamiento que las acciones, es decir los beneficios generados por la venta no tributan en el momento de la operación, sino cuando llega el momento de realizar la declaración de renta anual.

    Esta es la diferencia básica respecto al pago de impuestos entre los ETFs y las acciones, en contraposición a los fondos de inversión, pues en el caso de los dos primeros instrumentos, Hacienda no realiza retención alguna en el momento de la venta.

    Es justo a esto a lo que nos referíamos al hablar de retardar el pago de los impuestos de manera completamente legal, pues suponiendo que se liquidan los ETFs que tengamos en el primer mes de un año, no tendremos que tributar nada hasta prácticamente año y medio más tarde.

    ¿Qué impuestos se pagan por el cobro de dividendos? ¿Cuándo se pagan?

    El reparto de los beneficios obtenidos por una empresa entre sus accionistas, es lo que se llama pago de dividendos y estos tributan a Hacienda siempre y cuando se reciban en dinero en efectivo. No ocurre lo mismo si  se pagan con un mayor número de acciones. En la primera situación han de incluirse como rendimiento de capital mobiliario en la oportunidad de realizar la declaración de renta anual.

    La proporción del impuesto a pagar por los dividendos se rige por el contenido de la siguiente tabla:

    Beneficios devengados % de Impuesto
    Hasta 6.000 € 19 %
    Entre 6.000 € y 50.000 € 21 %
    A partir de 50.000 € 23 %

    Los porcentajes indicados para cada uno de los rangos de beneficios incluidos en la tabla anterior, se mantienen para las operaciones de venta de fondos de inversión, acciones y  ETFs.

    Resumiendo entonces, los impuestos sobre las ganancias obtenidas por la venta de los fondos de inversión, se pagan en el mismo momento de la transacción, en tanto que los causados por la liquidación de acciones y ETFs tributan en la declaración de renta.

    Hasta no hace tanto si los beneficios no superaban los 1.500 euros estaban exentos del pago de impuestos pero hoy en día tal disposición ya no es aplicable, por lo que cualquiera que sea el monto del dividendo recibido tributa al 19%

    Conclusiones sobre el pago de impuestos al invertir en  la bolsa

    Al considerar el tipo de inversión a realizar en la bolsa no debe obviarse la fiscalidad asociada a cada producto, pues es un asunto de tanta importancia como la rentabilidad esperada. Algunas de las ventajas fiscales asociadas a las inversiones pueden hacerlas más apetecibles que otras que a primera vista parecían más atractivas.

    Todos los productos de inversión tributan con los mismos porcentajes de impuesto de acuerdo al rango de beneficios obtenidos, es decir al 19% la rentabilidad inferior a los 6.000 euros, al 21% la comprendida entre 6.000 y 50.000 euros y al 23% la que supere esta última cifra. Lo único que cambia es la oportunidad del pago.

    Y aunque para algunos esto podría no hacer mayor diferencia la verdad es que el simple hecho de prorrogar en el tiempo el pago de tributos puede jugar a favor del inversionista cuando los montos son de importancia, debido a la valiosa ayuda del interés compuesto.

    La traspasibilidad fiscal es también otro recurso al que echar mano para no pagar impuestos.

    Artículos Relacionados
    Trámites para matricular una moto

    Habitualmente, en el proceso de adquisición de una motocicleta el comprador permite que empresa concesionaria se ocupe de el proceso de papeleo que supone la compra de este vehículo, lo que incluye la matriculación de la moto. No obstante, es ... Leer más

    Trámites para matricular un coche

    En el momento en el que se adquiere un nuevo vehículo o coche es necesario emprender una serie de gestiones que permitan matricular el mismo para poder hacer uso de este medio de transporte. En ocasiones este proceso puede ser ... Leer más

    ¿Cómo matricular tu coche como vehículo histórico y por qué?

    Los coches históricos cuentan con un invaluable estatus en la actualidad, ya que se trata de reliquias con un gran valor tanto estético, histórico como monetario. De igual, el Estado brinda a dichos vehículos un grado de protección adicional cuando ... Leer más

    ¿Qué es el silencio administrativo? ¿Positivo o negativo?

    Definición de silencio administrativo El silencio administrativo es sencillamente un modo de proteger a los particulares ante cualquier caso de ineficiencia de algún ente de la administración pública. Sí, es una figura jurídica que ya tiene bastantes años aplicándose en ... Leer más

HAGA CLICK AQUÍ PARA LLAMARNOS