• Cuáles son los costes de un divorcio

  • Al dar por finalizado una relación, trae consigo diferentes dudas. Una de estas puede ser (en el caso que estés casado)  el coste que supondrá el divorciarse. Este último, además de dañar los sentimientos, significa un gran coste de dinero. Por ello desde Abogados La Gavia le traemos distintas formas que puedes adoptar a tu situación.

    En España, existe un promedio de ruptura de matrimonio, siendo 7 de cada 10 parejas las que llegan a ese punto.  Estos datos son más elevados que la media europea, según lo expuesto por el Instituto de Política Familiar. Cabe mencionar, que la cifra en los últimos tiempos se encuentra estable.

    Costes de un divorcio

    El presupuesto de un divorcio en España no es algo estático, dependerá de ciertos agentes en cuestión. Siendo los inconvenientes más comunes cuando existen hijos en conjunto,  o la repartición de bienes en común.

    Sin entrar mucho en la cuestión, y teniendo en cuenta la situación, se pueden llevar dos tipos de divorcio: el divorcio por acuerdo mutuo o el contencioso. Sin embargo, también se pueden dar divorcios exprés. Todos estos con diferentes precios. En Abogados La Gavia Madrid, haremos un resumen de los diferentes tipos para que puedas verificar cuanto llegarías a pagar si lo llegarás a necesitar.

    Mutuo acuerdo

    El primer paso a tener en cuenta es que un abogado puede costar 750 euros como media. Estos precios varían entre 400 a 900 euros, todo según el abogado.  Si a este le sumas el procurador, el coste aumenta entre 100 y 200 euros. Si es llevado por un notario, son 50 euros. Realizando un resumen, un divorcio puede valer un promedio de 1.000 euros si este es del tipo de mutuo acuerdo.

    En divorcios de mutuo acuerdo podrán encontrar el proceso más sencillo, veloz y económico. Para resolverlo de esta forma se precisa de la exposición de la demanda, un convenio regulador con la firma de ambos cónyuges y la confirmación del Juzgado de Familia. Este modelo de divorcio puede ser una solución beneficiosa en costos. Teniendo un mismo procurador y asesoramiento por un solo abogado.

    Divorcio contencioso

    Un divorcio del tipo contencioso es más complejo. Lleva un periodo de resolución mayor y costos de dinero más elevados. Para ello se necesita realizar un juicio, donde ambas partes implicadas deben tener un abogado y un procurador individual. Los costes se incrementan a lo largo del camino hasta disponer de una sentencia de divorcio.

    En estas situaciones, el abogado cuesta un promedio entre 800 y 1.600 euros. Los procuradores también son costosos, entre 200 y 400 euros. Basándonos en la experiencia, un proceso contencioso puede llegar a costar hasta 15.000 euros en casos donde los cónyuges tengan bienes en conjunto, empresas, etc. Suele ser más difícil al existir hijos menores en la ecuación, ya que se debe resolver la tenencia, las visitas programadas, etc. En cualquier momento del camino el divorcio contencioso puede pasar a ser de mutuo acuerdo. Puedes eludir un procedimiento extenso, haciéndolo veloz, más económico y más fácil de llevar.

    Divorcio express

    Hace poco tiempo, el divorcio exprés ha llegado a ser el proceso más veloz y económico para resolver un divorcio. Su utilización se dio con la reforma de la legislación española y sigue en uso actualmente. Con esta forma de divorcio,  podrás divorciarte sin llegar a tener que separarte judicialmente. Además no es necesario dar razones del porqué de la ruptura.

    En este tipo de situación el divorcio es de acuerdo mutuo, realizándose de forma más eficiente y acelerada. Los divorcios exprés pueden durar un promedio de uno a dos meses. Para que este se pueda llevar a cabo, es necesario que hayan transcurrido 3 meses después de celebrarse el matrimonio, y sobre todo, que ambos acepten las diferentes condiciones.

    Usualmente son gestionados mediante una solicitud por Internet. De todas formas, se aconseja que lo realices con un abogado de forma presencial asegurándote que el procedimiento sea realizado correctamente.

    El precio puede ser bastante personalizado, pero podríamos definir que un divorcio exprés, sin hijos ni bienes puede costar alrededor de los 100 euros. Ahora un divorcio con hijos pero sin bienes, o vise versa costará 110 euros aproximadamente. Si se tiene hijos y bienes, el costo podría ascender a 120 euros.

    Costes una vez finalizado el divorcio

    Piensas que al divorciarte termina todo, pero es todo lo contrario. Comienza otra etapa, con grandes cuestiones a tener en cuenta. Un ejemplo de ello podría ser, en caso de tener hijos, el cónyuge no custodio deberá abonar mensualmente una pensión por alimentos para cada hijo en conjunto. Este valor se establecerá teniendo en cuenta sus ingresos y la cantidad de hijos, pero no podrá ser menor a los 200 euros por cada niño.

    Si seguías con la hipoteca de tu casa, los gastos futuros los pagará quien se queda con esta, pero la hipoteca sigue siendo cuenta de los dos. En este punto es donde se recomienda una gestoría en Madrid para que planifiques automáticamente cada una de tus cuentas. Con ella, tus decisiones financieras en esta nueva etapa, serán más sencillas. Podrás ver en que gastas tu dinero, tendrás alertas cuando se realice movimientos claves en tu cuenta, anuncios para recibir comisiones, cupones de descuento, recibos dobles que el banco jamás informa…

    Verifica los diferentes tipos de divorcio a tu disposición. Siempre recomendamos que puedas llegar a un acuerdo favorable con tu cónyuge  para lograr un mutuo acuerdo. Ya que con este podrás terminar esa situación dolorosa lo más pronto posible, evitando largos sufrimientos para tus hijos y reduciendo enormemente tus gastos económicos que pueden ser invertidos en otras cosas para su beneficio. Recibe apoyo financiero personalizado con Abogados La Gavia. Estaremos siempre dispuestos a socorrerte sin cobrarte un centavo. Además, si todavía faltaron aclarar inquietudes sobre tus cuentas financieras, solo escríbenos, ya que poseemos el mejor equipo de abogados matrimonialistas de todo Madrid

HAGA CLICK AQUÍ PARA LLAMARNOS